Uña encarnada: qué es, sus causas, síntomas y tratamiento efectivo.

uña encarnada podólogos

Uña encarnada: qué es, sus causas, síntomas y tratamiento efectivo.

La uña encarnada es uno de los problemas que afectan a los pies que más tratamos en nuestra clínica podológica. Repasamos qué es, sus síntomas y el tratamiento efectivo.

 

¿Qué es la uña encarnada?

 

La uña encarnada (onicocriptosis) consiste en una lesión en los bordes laterales de la uña, que provoca la inflamación de la piel de alrededor y puede llegar a provocar un crecimiento anómalo de la piel (granuloma) e incluso una infección.

Generalmente el dedo que se ve más afectado por una uña encarnada es el primer dedo de los pies, pero cualquiera de los dedos pueden sufrir esta lesión
el nombre científico es onococriptosis, pero también podemos escucharlo como uña encarnada, uñero o panadizo.

 

CAUSAS DE LA APARICIÓN DE LA UÑA ENCARNADA

La uña encarnada se produce por dos causas: por causas congénitas o por malas praxis.

Dentro de las causas congénitas nos encontramos como la más habitual es una uña en forma de teja, esta forma puede provocar que la uña rompa la integridad de la piel con más facilidad pero también unos pies más anchos, con forma triangular de los dedos, pies con Hallux valgus (juanetes)… Estos suelen son otros factores congénitos donde podemos encontramos con uñas encarnadas.

Dentro de los factores de mala praxis nos encontramos principalmente con:

  • mal corte de uñas, cortase las uñas de forma redonda puede provocar una onicocriptosis con más facilidad que cortárselas rectas
  • los traumatismos es otra de las causas que provocan que la uña se encarnen
  • los zapatos estrechos provocan microtraumatismos en la uña que al final hace que los bordes de nuestra uña se entierren
  • la práctica del deporte también hace que tengamos más traumatismo, y además con sudor, que provoca una mayor posibilidad de infección.

Existen otras prácticas que pueden provocar onicocriptosis pero estas son las habituales que vemos en consulta.

Tenemos otra causa muy común que podríamos decir que está en medio de lo congénito y la mala praxis y es la aparición de exostosis ungueales, es decir el crecimiento anómalo del hueso, justo debajo de la uña.

 

SÍNTOMAS DE LA ONICROPTOSIS

Los síntomas con los que el paciente acude al podólogo son el enrojecimiento y el dolor en la zona lateral de la uña, pero si no se pone remedio rápido y se acude al especialista la uña encarnada puede empeorar con rapidez y empezar con una infección que distinguiremos por la aparición de supuración, pus y en los peores casos granulomas (que es en crecimiento anómalo de la piel).

 

TRATAMIENTO DE LA UÑA ENCARNADA

El tratamiento inicial comienza con medidas antisépticas por lo que recompensaremos al paciente baños podológicos antes de acudir a la consulta.

Para cura la uña lo principal es eliminar la parte de la uña que esta incrustada en la piel (espícula), en la mayoría de las ocasiones este procedimiento es indoloro si se realiza de la manera adecuada, pero en otras ocasiones es preciso de poner anestesia local ya que la inflamación impide evitar ese dolor.

Una vez retirada la espícula se limpian bien el borde lateral de la uña y pondremos algún antiséptico, con esto la mayoría de las onicocriptosis se curan en ocasiones es preciso poner antibióticos para eliminar la infección de la uña, y en los casos más difíciles, es preciso la operación.

 

ACUDIR A UN PODÓLOGO CUALIFICADO

Si aparecen los síntomas, resulta de gran importancia acudir a un especialista en el tratamiento de la uña encarnada para que actúe lo antes posible.

La uña encarnada es una lesión en principio muy banal, pero que si no se cura y se diagnostica su causa puede provocar grandes incomodidades y problemas al paciente, por ello es importante acudir al podólogo ante la aparición de alguno de sus síntomas.

 
Sin Comentarios

Escribir un comentario