Plantillas milagrosas para el pie: razones para desconfiar.

Dolor por plantilla milagrosa

Plantillas milagrosas para el pie: razones para desconfiar.

Desde Podólogos Amores y Rodríguez hoy os hablamos sobre las plantillas milagrosas para el pie que a buen seguro habréis visto anunciadas en televisión, redes sociales, superficies comerciales o grandes almacenes.

Razones para desconfiar de las plantillas milagrosas.

Estas plantillas se anuncian en dichas plataformas como milagrosas. Afirman que pueden solucionar cualquier tipo de problema que tenga el paciente aún sin haber analizado cuál es la patología de dicho paciente. El asunto es peliagudo, ya que profesionales como los podólogos, estamos durante 4 años de carrera estudiando las posibles causas para poder poner o no un tipo u otro de plantilla.  Es más, hasta nos formamos después de haber acabado nuestro grado para tener un conocimiento más profundo sobre la materia y poder proporcionar un servicio más completo a nuestros pacientes.

El pie es una estructura compleja.

El pie es una de las estructuras más complejas del cuerpo humano biomecánicamente hablando. Consta 26 huesos que forman 33 articulaciones entre ellos y están gobernados
por más de 100 músculos, ligamentos y tendones. Todo ello se articula entre sí formando movimientos en los tres planos del espacio, algunos de ellos muy complejos.

Cada pie tiene es único y necesita un estudio específico.

Aparte añadimos las características particulares de cada paciente, su forma natural de huesos o incluso sus hábitos deportivos o particulares de su desempeño laboral.

Todo ello requiere un estudio muy exhaustivo para poder determinar cuál es la plantilla idónea que puede necesitar esa persona, además atendiendo a la posible patología que pueda padecer. A mí, como podólogo, me resulta realmente extraño que, después de lo expuesto, una misma plantilla le pueda servir a dos personas diferentes atendiendo a todas sus particularidades.

Misteriosamente este tipo de empresas es lo que te venden: una misma plantilla para todo y para todos. Además, resulta que no suelen ser baratas. Como profesional sanitario tengo la obligación de advertiros que normalmente se trata de un timo; puede ser que sean cómodas, puede ser que sean bonitas… pero sería una lotería que sean lo mejor para esa persona con su patología, así que pueden ser de todo menos terapéuticas.

 

Acude a tu podólogo de confianza.

Como siempre te recomendamos que si padeces alguna patología lo primero es consultar con un profesional que te asesore en estos casos sobre la necesidad de utilización de plantillas. Desconfiar de las bondades de estas plantillas milagrosas y asegurarnos de usar una plantilla especialmente adaptada para nuestro pie diseñada por profesionales resultará fundamental.

No Comments

Escribir un comentario